El uso de productos cotidianos para limpiar diversas superficies

El uso de productos cotidianos para limpiar diversas superficies

Con cierta frecuencia, a quienes trabajamos en las empresas de limpieza de comunidades en Chamartín, Madrid, nos preguntan por los productos que empleamos para limpiar, ya sea los suelos de mármol o de terrazo, para los cristales o los azulejos. Pese a la ingente cantidad de productos que podemos encontrar en cualquier droguería, hay ocasiones en las que nuestra experiencia nos dice que los mejores siguen siendo los tradicionales.

Hemos dedicado varios artículos a contarte las múltiples ventajas y las propiedades del amoniaco y la lejía, y también de la utilidad de productos cotidianos como el limón, el vinagre o el bicarbonato mucho más eficaces que otros de gran renombre, y un precio también mucho más elevado. De hecho, podríamos decir que estos tres elementos son esenciales para las empresas de limpieza de comunidades en Chamartín, Madrid.

Al añadir, por ejemplo, un poco de bicarbonato al jabón líquido para formar una pasta espesa obtenemos un producto perfecto para la limpieza de los baldosines en cocinas industriales o en los baños comunes de una urbanización. Se aplica con ayuda de una esponja y, después de dejarlo actuar unos minutos, se retira con ayuda de un paño húmedo.

Un pulverizador con agua a la que se ha añadido el zumo de un  limón es uno de los mejores productos que puedes utilizar para limpiar cristales. Basta con rociar los cristales y espejos, pasar un paño de esos que no sueltan pelusa, y tienes los cristales relucientes.

Nuestra mente asocia el aroma del limón con la sensación de limpieza, por eso muchas veces conviene frotar con la pulpa de un limón sobre los cristales para dejar ese aroma tan característico.

En Primera Imagen sabemos que sólo con los mejores resultados obtendremos tu satisfacción plena.

haz clic para copiar mailmail copiado